Media Contact

Neydin Milián, 443-707-5144; benavides@aclu-md.org 

July 11, 2019
Residentes de Frederick desafían el inconstitucional mantenimiento del orden del sheriff Chuck Jenkins por ir en contra de la gente latina
 
Una demanda busca que el sheriff se responsabilice de la discriminación racial contra la gente latina 
 
FREDERICK, MD - Al defender su derecho constitucional al debido proceso y a ser protegida contra registros ilegales e incautaciones, Sara Medrano, residente latina del condado de Frederick, está desafiando la discriminación racial y detención ilegal que soportó por parte de dos agentes de la oficina del sheriff del condado de Frederick, quien trató de retenerla para que actuara el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) de EE. UU. por causa de una luz trasera "quebrada", la cual resultó funcionar bien.  Hoy, la Sra. Medrano se unió a Recursos para el apoyo y el empoderamiento de los inmigrantes (RISE) Coalición de Maryland Occidental para presentar una demanda contra el sheriff del Condado de Frederick, Chuck Jenkins y otros funcionarios de Frederick que buscan un inconstitucional mantenimiento del orden contra la gente latina. 
 
"Desafortunadamente, la historia de Sara es común y sucede más de lo que muchos se dan cuenta", dijo Juliana Downey, miembro de RISE, coalición que se compromete a servir, elevar y empoderar a la comunidad inmigrante en el oeste de Maryland. “Ella es una baliza para los demás, y les da el valor de compartir sus propias historias de discriminación racial. Con suerte, al sacar a la luz su experiencia y otras similares, podemos probar que estas alianzas con ICE son discriminatorias y peligrosas ".
 
En la mañana del 7 de julio de 2018, Sara Medrano conducía con su hija y dos nietos por Ruta 15 cuando un oficial del sheriff del condado de Frederick la siguió y finalmente la detuvo. Para comprender mejor sus preguntas, la Sra. Medrano solicitó a un oficial que hablara español. El segundo oficial le dijo que había sido detenida por una luz trasera quebrada y le preguntó de dónde era. Cuando dijo que había vivido en Frederick por más de 13 años, el oficial le preguntó sobre su estado migratorio. La Sra. Medrano estuvo detenida durante aproximadamente una hora mientras el agente intentaba sin éxito que ICE la recogiera. Temía que la parada fuera su último momento con sus nietos y su hija. Finalmente, la policía la dejó ir con tan solo una advertencia, pero la Sra. Medrano siente que la oficina del sheriff no está por la labor de protegerla, y que sufrió discriminación racial por ser latina. Al regresar a casa, la Sra. Medrano descubrió que la luz trasera de su auto funcionaba perfectamente bien. 
 
Dijo John Punchak, miembro de RISE, "Sara Medrano fue acosada por la policía bajo una parada de tráfico ilegal e impropia. No era cierto que tenía una luz trasera quebrada. Y preguntaron sobre su estatus migratorio, lo que la policía afirma que no hacen fuera de la cárcel del Condado. Sara Medrano fue víctima de prácticas policiales inapropiadas, ilegales, inconstitucionales y racistas sancionadas por el sheriff Chuck Jenkins del Condado de Frederick.”
 
La discriminación racial que ocurrió con la Sra. Medrano no es un evento aislado. La Oficina del sheriff del condado de Frederick ha hostigado a otros miembros de la Coalición RISE, atacándolos ilegalmente e interrogándolos por sospechas de violaciones de inmigración, incluyendo teniendo como objetivo a ciudadanos latinos estadounidenses. El resultado es que muchos miembros de la comunidad no se sienten seguros a la hora de denunciar a la policía los delitos que han experimentado en el condado de Frederick; y muchas personas que han sido víctimas de los agentes del sheriff, no se sienten seguras al presentar quejas formales contra ellos.
 
Está claro que Jenkins, y bajo su dirección la totalidad de la oficina del sheriff, están motivados por el ánimo racial hacia los inmigrantes latinos. Jenkins ha firmado acuerdos con ICE para atacar y aislar a la comunidad inmigrante, y en particular a la comunidad latina. Jenkins ha hecho comentarios incendiarios sobre inmigrantes a través de medios de comunicación y mediante testimonios escritos y orales que devalúan constantemente las vidas de los inmigrantes como justificación de la conducta discriminatoria de su oficina. Afirmó que los niños refugiados no acompañados "no son todos esos niños inocentes tal como se los retrata" y ha llamado a los destinatarios del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia ("DACA", por sus siglas en inglés) "pandilleros incondicionales", y afirma que deben "capturar a esta gente y colocarlos en Guantánamo hasta que podamos deportarlos". 
 
"Existe un impacto real en la comunidad latina cuando odiosa retórica del sheriff se traduce en una política discriminatoria y en discriminación racial", dijo Nick Steiner, miembro de Equal Justice Works en la ACLU de Maryland. “Los miembros de la comunidad latina temen cualquier contacto con la policía debido al entendimiento común de que cuestionarán el estatus migratorio de las personas y buscarán separar a las personas de sus familias solo sobre esa base. El sheriff no puede participar en comportamientos inconstitucionales en violación de los derechos de la Sra. Medrano y de los demás miembros de la Coalición RISE y debe ser responsabilizado por lo que le hizo a la comunidad de inmigrantes en el condado de Frederick".
 
Sara Medrano y la Coalición RISE están representados por Nick Steiner y Deborah Jeon de la ACLU de Maryland, y John Hayes y Brian Whittaker de Nixon Peabody LLP
 
###
 

Stay informed

ACLU of Maryland is part of a network of affiliates

Learn more about ACLU National