Media Contact

Meredith Curtis Goode, 443-310-9946; media@aclu-md.org

May 6, 2019
Arrancaron de su familia a un hombre inmigrante en Maryland después de su entrevista de matrimonio
 
GREENBELT, MD – En una severa reprimenda de práctica cruel por parte del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés) – dictaminó “ser una trampa para los solicitantes no conscientes” – el Juez George J. Hazel, del tribunal federal de distrito en Maryland, en un amparo preliminar concedió impedir que ICE sacara de los Estados Unidos a un residente de Maryland desde hace mucho tiempo, mientras que desafió esa práctica en corte. El caso de la familia desafía la táctica de “anzuelo” de detener inmigrantes para deportación cuando se presentan a entrevistas y citas programadas, que son requeridas como parte de su esfuerzo para obtener un estatus legal.
 
“Estoy tan feliz. Fue muy difícil estar lejos de mi familia”, dijo el Sr. Wanrong Lin. La esposa del Sr. Lin, la Sra. Dong, añadió: “A los niños y mi nos alivia que Wanrong esté seguro y en casa con nosotros. No se qué habríamos hecho si el se hubiera tenido que regresar a China.” 
 
En marzo, el Juez Hazel escuchó el argumento en Lin v. Nielsen, considerando la solicitud del Sr. Wanrong Lin y la Sra. Hui Fang Dong de que se le permitiera al Sr. Lin quedarse con su familia mientras continuaba el proceso legal para obtener la residencia legal en los Estados Unidos. Al otorgar el amparo preliminar eliminando la deportación del Sr. Lin, el Juez Hazel dijo: “Permitir la expulsión bajo esas circunstancias le permitiría al gobierno levantar una barrera impenetrable para completar el proceso de exención provisional y, de hecho, de usarlo como trampa para los solicitantes no conscientes”. La decisión continúa para encontrar que “esta orden es de interés público, como lo requiere el Departamento de Seguridad Nacional para estar en conformidad con sus propias reglas y regulaciones y bloquea las acciones arbitrarias y caprichosas de la agencia hacia los vulnerables inmigrantes indocumentados”. 
 
“Después de haber sido forzado a separarse de su esposa e hijos durante meses, estamos agradecidos de que el Sr. Lin y su familia se mantienen juntos y encuentran algo de paz mientras continúan el complicado proceso de inmigración que le permite al Sr. Lin tener acceso a la residencia”, dijo el miembro de derechos de los inmigrantes, Nick Steiner, abogado de ACLU que argumentó el caso en marzo. “Las regulaciones de inmigración protegen a los inmigrantes vulnerables, como el Sr. Lin, y ICE no puede pisotear dichas protecciones como parte de la guerra de la Administración de Trump en contra de las familias inmigrantes”.
 
Nathaniel Berry y María Rodríguez de Venable, LLP se asociaron con ACLU para iniciar el litigio. Rodríguez dijo: “Esta sentencia muestra que un poder judicial independiente es vital y necesario para nuestra democracia. Es solo gracias a los jueces federales que se han controlado las prácticas de inmigración de esta administración, muchas veces severas e ilegales”.
 
Residentes del pequeño pueblo de California, en Maryland del Sur, el Sr. Lin, inmigrante indocumentado, y la Sra. Dong, ciudadana americana naturalizada, fueron separados por la práctica de “anzuelo” de ICE el pasado agosto. Como otras oficinas de ICE en todo el país, la oficina de ICE en Baltimore detiene y deporta a algunos esposos o esposas no ciudadanos de ciudadanos de los Estados Unidos, cuando se presentan a citas que son requeridas como parte del proceso de inmigración para permitir que dichos esposos tengan una oportunidad de obtener un estatus legal y de permanecer en los Estados Unidos. El año pasado, ACLU de Maryland inició una demanda en Greenbelt minutos antes de que ICE pusiera al Sr. Lin en un avión para deportarlo a Shanghai, China.  
 
En un giro dramático y extraordinario, el Juez Hazel convocó a una audiencia de emergencia después de que el avión despegó e iba en ruta hacia China, escuchó los argumentos mientras el avión permanecía en el aire, y poco antes de que aterrizara dictaminó que ICE trató al Sr. Lin de forma “arbitraria y caprichosa”, violando sus propias regulaciones y ordenó el regreso del Sr. Lin a los Estados Unidos. Después de eso lo regresaron a Maryland y se reunió con su esposa y sus tres hijos, ciudadanos de los Estados Unidos, justo a tiempo para las vacaciones de invierno.
 
Notablemente el Juez Hazel reconoció en la decisión de ayer el terrible daño que habría provocado la táctica de “anzuelo” de ICE si no se hubiera otorgado el amparo preliminar: “[El Sr. Lin] habría sido separado de su esposa y sus tres hijos adolescentes de forma indefinida. Su esposa habría sufrido el daño emocional de haber sido separada de su esposo y el daño emocional de criar a tres hijos sola, así como el daño económico al perder a su socio de su restaurante familiar”.
 
El Sr. Wanrong Lin y la Sra. Hui Fang Dong están representados por Nick Steiner y David Rocah de ACLU de Maryland, y por María Rodríguez y Nathaniel Berry de Venable LLP.
 
Para descubrir más sobre el caso de Lin v. Nielson visite: 
 
###

 

Stay informed

ACLU of Maryland is part of a network of affiliates

Learn more about ACLU National